Image

Mentir para que nada cambie, amar para frenar el cambio.

BY MARTHA ZEIN

Acaba de bajarse del barco solar José Luis, un activista de siete años. “Si cuido al planeta, él cuidará de mi”, me dice. Le respondo, con los ojos muy abiertos: “Oh, qué hermosa frase”. Encoge los hombros y sonríe, quitándole importancia: “¡Claro, es que es verdad!”.

Han empezado a rodar cabezas en Volkswagen después de que la empresa automovilística reconociera que instaló un software para esquivar controles medioambientales en 11 millones de vehículos diésel de todo el mundo. Esta mañana WWF cerró la campaña #niungradomas en Valencia con un mensaje muy claro: los gobiernos deben dejar de subvencionar las energías fósiles.

En el cielo la luna se va haciendo llena, recordando que el tiempo pasa.

image

Llevo días escuchando que podemos frenar el cambio climático. Durante la campaña a bordo del barco solar he ido elaborando mi particular listado de acciones, fruto de conversaciones con quienes nos hemos ido cruzando: desde promover la eficiencia energética de nuestros hogares a promover que los ayuntamientos lleguen a acuerdos con cooperativas de energías renovables como alternativa a las grandes compañías eléctricas. Reforestar y conservar los bosques, selvas y humedales y a escala más pequeña apostar por los jardines comunitarios, bosques comestibles, azoteas verdes… Hacer uso de material de bajo consumo de energía y, por supuesto, usar el coche eléctrico. Mientras esto sucedía se desencadenaba el escándalo de Volkswagen, uno de los mayores fabricantes de automóviles del mundo. Lejos de innovar apostando por los motores eléctricos se habían dedicado a desarrollar un programa para que sus motores diésel siguieran contaminando por encima de los límites legales.

Su fraude es revelador: Si no existe un control público minucioso y férreo sobre lo que hacen los fabricantes es porque estas grandes empresas sostienen algo más que un modelo económico: apuestan por el poder que da el dinero. A las élites que defienden este modelo (de vida) les importa un carajo el cuidado y, por tanto, la salud del planeta.

Saben que tienen las de perder, por eso mienten.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s